PORTADA PLANTAS GALERÍA TÉCNICAS FORO HERBOLARIO CUENTOS
VIAJEROS BICHOS ENLACES LIBROS WEBCAM GLOSARIO GUÍA
DE USO
El Jardín Bonito
herbolario
<<< Melisa, toronjil - Melissa officinalis >>>
En: Bee balm, lemon balm

La melisa o toronjil es una planta muy cultivada en los jardines por su belleza y elegancia. Además es muy popular por su aroma. Durante todo el verano produce unas flores muy olorosas y luego está su esencia, que segrega en gotitas y que tiene un olor parecido al del limón. Se aprovecha de diversas maneras en la cocina y también le gusta mucho a las abejas. Por si esto fuera poco, resulta muy útil en el herbolario ya que ayuda mucho con los problemas nerviosos y digestivos.

La melisa tiene propiedades carminativas, estomacales, calmantes y antiespasmódicas. Se utiliza para tratar desarreglos nerviosos y también ciertas molestias digestivas.

melisa, melissa officinalis, hojas
Las hojas de la melisa contienen aceites esenciales
y se pueden consumir frescas

Sirve de alivio en las dolencias nerviosas leves y esporádicas, al producir un efecto sedante y beneficioso sobre los nervios y la ansiedad. Además, ayuda a tratar el vértigo y las palpitaciones. Como relajante digestivo produce una acción beneficiosa con los espasmos y calambres digestivos e intestinales y también de la matriz, favorece en casos de colitis y alivia los problemas de gases. Del mismo modo, está indicada para el tratamiento de los zumbidos de oídos, una dolencia muy molesta para la que la medicina tradicional no tiene remedio.

Lo más cómodo y lo más frecuente es utilizar la melisa que venden en los herbolarios, como preparado de las hojas en polvo que contiene sus aceites esenciales. Si uno tiene la suerte de contar con alguna planta de melisa en el jardín o en el huerto, también puede aprovechar sus bondades de una forma bastante sencilla.
Durante la temporada se utilizan las hojas frescas. De cara al invierno, las hojas se recogen antes de la floración, que es cuando contienen más esencias. También se aprovechan las flores, que se recolectan antes de que se abran para que no pierdan su olor. Si no se utilizan frescas, hojas y flores se pueden secar en un sitio umbrío, seco y bien ventilado. Después se guardan en tarros de cristal, unas y otras separadas.

Como tranquilizante, se toma la infusión de melisa, mejor si es de hojas frescas. Puede tomarse sola o acompañada de tila o de valeriana.
Como antiespasmódico, para el malestar digestivo, la melisa se toma destilada en alcohol, una especie de vino de las monjas Carmelitas conocido de toda la vida como agua del Carmen.
Como digestivo se toma en infusión de las hojas, mejor si son frescas, hasta tres tazas al día delante de las comidas. También como licor a base de aguardiente que se prepara con las hojas.
Para los ojos inflamados se colocan las hojas frescas y bien limpias sobre los párpados durante algunos minutos.
Para mitigar el molesto lagrimeo que producen las alergias se lavan los ojos con una decocción de hojas de melisa.
En el baño, se machacan las hojas y flores, dejándolas macerar en un litro de agua durante un par de horas. El agua, después de filtrado, se añade al de la bañera.

LA MELISA EN EL JARDÍN

Melisa - Melissa officinalis

PORTADA - PLANTAS - GALERÍA - TÉCNICAS - FORO - HERBOLARIO - CUENTOS

VIAJEROS - BICHOS - ENLACES - LIBROS - WEBCAM - GLOSARIO - GUÍA DE USO

© Copyright 2000-2016 eljardinbonito.es - Todos los derechos reservados